Julio
Tiempo de lunas y de revoluciones

En el primitivo calendario romano recibió el nombre de “Quintilis” porque era el quinto mes del año. Pero en el año 44 a. C. Marco Antonio cambió su nombre a “Julius” para honrar a Julio César tras su asesinato, ya que éste había nacido un 13 de ese mes (100 a. C.).

En los primeros días de este mes la Tierra alcanza su máxima distancia respecto al sol, el afelio. El 4 de julio de este año la Tierra se separó 152.103.771 km. de nuestra estrella. Pero eso no impidió que en el Hemisferio Norte apretara el calor, ya que éste no depende de la cercanía al Sol sino de la inclinación con que sus rayos llegan a cada parte del planeta.

En el otro lado del cielo, nuestro satélite favorito llegará a todo su esplendor de Luna Llena durante la noche del 19 de Julio, a tiempo de conmemorar el aniversario de la llegada del hombre a su superficie (el 21 de julio de 1969).

Aldrin Apollo 11 original.jpg

Y hacia final de mes el espectáculo correrá a cargo de la lluvia de estrellas conocida como Delta Acuáridas.

Al mismo tiempo que la Tierra se separaba lo máximo posible del Sol, Estados Unidos celebraba, un año más,su fiesta grande: el Día de la Independencia, que conmemora que un 4 de julio de 1776 las colonias americanas rompieron con la tutela de Gran Bretaña y se presentaron al mundo como nación independiente.

Eran tiempos revueltos, tiempos de revoluciones. Algo estaba cambiando en el mundo y un nuevo orden se abría paso a golpe de bayoneta. El 14 de julio de 1789 los franceses se enfadaron tanto que destruyeron lo que consideraban símbolo de la monarquía absolutista: la Torre de La Bastilla. Sólo había siete prisioneros dentro pero su valor simbólico fue tal que su destrucción sacudió los cimientos del llamado Antiguo Régimen y dio inicio a la Revolución Francesa.

Bd Henri IV- Vestige de la Bastille.JPG

También en Francia, otro 4 de Julio, pero de 1934, moría la primera mujer que ocupó un puesto en la Universidad de La Sorbona, la primera persona que ganó dos Premios Nobel y la primera mujer en conseguir uno: Marie Curie.

Muchos años después, el 4 de julio de 2016, a las 23:53 h (hora de la costa este de Estados Unidos), la sonda espacial Juno llegó a la órbita Júpiter tras un viaje de cinco años.

El 7 de julio de 1861 nació otra pionera de la ciencia, la genetista Nettie Marie Stevens, responsable del descubrimiento de los cromosomas que producen la diferenciación de los sexos en los humanos.

El mes de julio tiene más efemérides científicas. Hace veinte años, el 5 de julio de 1996, nació el primer mamífero clonado: la oveja Dolly, en el Instituto Roslin de la Universidad de Edimburgo. Tuvo seis crías y fue sacrificada a los seis años de edad.

Dolly-and-surrogate-mother

La música también tiene fechas importantes en julio. Uno de los mejores músicos españoles de todos los tiempos, Joaquín Rodrigo, también conocido como Maestro Rodrigo y autor, entre otras maravillas, del “Concierto de Aranjuez”, murió en Madrid el 6 de julio de 1999.

En el apartado de nacimientos y fallecimientos, al mes de julio le corresponde ser el mes que vio nacer a Gloria Fuertes (28 de julio de 1917), poetisa española que creó escuela y dio inicio a una manera un tanto personal de escribir poemas. Otro poeta, pero de estilo muy diferente, Cyrano de Bergerac, murió un 28 de julio de 1655.
Un día importante para el séptimo arte, el 26 de julio de 1922 nacía en Tulsa, Oklahoma, el cineasta William Blake Crump, más conocido como Blake Edwards.

El 26 de julio de 1984 tendría lugar un hecho que iba a cambiar la vida de muchos aficionados al fútbol, ese día se funda la Liga Nacional de Fútbol Profesional con la principal misión de poner en marcha el Campeonato Nacional de Liga, en primera y segunda división.


Procedencia de las fotografías:

Óscar. El gato que sobrevivió

Prácticamente desde que el hombre decidió “echarse” a la mar y se convirtió en navegante, los gatos se ganaron un lugar en la Marina, tanto mercante como militar, gracias a su indiscutible valor para ahuyentar ratas y otros bichos y con ello preservar la comida (e incluso partes del barco) y evitar enfermedades. De paso servían de compañía para los marineros, lo que también tiene su valor.

De todos los gatos que han formado parte de la tripulación de un barco ninguno tiene una historia tan curiosa como Óscar, el gato que durante la Segunda Guerra Mundial sobrevivió al hundimiento en batalla de tres barcos militares.

Oskar-Sam

 

El primero de ellos fue ni más ni menos que el legendario acorazado Bismarck. El gato formaba parte de su tripulación cuando, en el marco de la Operación Rheinübung, el Bismarck hundió el crucero británico HMS Hood el día 24 de mayo de 1941. La pérdida del barco sentó tan mal a Winston Churchill que dio orden de perseguir y mandar a toda costa al Bismarck al fondo del océano.

Tirpitz astern.jpgLa Royal Navy inició la cacería del acorazado alemán que fue localizado dos días después navegando hacia la costa francesa. En la persecución participaron seis acorazados y cruceros de batalla, dos portaaviones, trece cruceros y veintiún destructores. El Bismarck fue atacado duramente por los barcos británicos, que le soltaron encima más de 2.800 proyectiles de los cuales más de 400 dieron en el blanco. Los británicos consiguieron inutilizar el Bismarck pero a pesar de tanto disparo no pudieron hundirlo. Finalmente el 27 de mayo Hans Oels, primer oficial del Bismarck, dio a la tripulación la orden de abandonar el barco y hundir con explosivos lo que quedaba del acorazado. Oels murió en una explosión junto con muchos de sus hombres cuando recorría las cubiertas del barco para asegurarse de que todos lo abandonaran.

De los 2.200 hombres que llevaba el Bismarck solamente 114 sobrevivieron. Y un gato.

Los barcos británicos recogieron a los supervivientes y fue el destructor HMS Cossack el que encontró al más extraño de todos: un gato negro con manchas blancas maullando a la deriva encima de unas tablas. En su cuello había una placa con el nombre “Oscar”.

HMS Cossack.jpgLos ingleses recogieron al gato y como su nombre les pareció demasiado germano decidieron cambiárselo por “Sam”. Así es como el felino encontró un nuevo hogar en un nuevo barco. Un nuevo hogar que le iba a durar apenas cinco meses.

El 23 de octubre de 1941 el HMS Cossack se encontraba escoltando un convoy cerca de Gibraltar cuando fue alcanzado por un torpedo lanzado por un submarino alemán, el U-563. El torpedo causó una gran explosión que partió el destructor prácticamente en dos. Murieron 159 personas entre oficiales y marineros. Y el gato sobrevivió.

Oskar-Sam, consiguió subir a un bote salvavidas que fue rescatado por el portaaviones HMS Ark Royal (que, por cierto, había participado en el hundimiento del primer hogar del felino, el Bismarck).

HMS Ark Royal h85716.jpg

A estas alturas de la historia el gato era ya conocido como “el insumergible Sam”. Tuvo un pequeño respiro en Gibraltar donde por primera vez en mucho tiempo pudo pasear por tierra. Pero el capitán del HMS Ark Royal creía que el minino traía suerte y dio orden de embarcarlo antes de partir a su próxima misión.

Y de nuevo Oskar-Sam se hizo a la mar e hizo de un barco su hogar. Y de nuevo le duró poco. Menos de un mes.

El 13 de noviembre de 1941 el HMS Ark Royal fue alcanzado por un torpedo lanzado por el submarino alemán U-83. En esta ocasión fue un sólo disparo, pero con mucha puntería. No se pudo salvar el barco, que se hundió con sus aviones y todo. Los tripulantes fueron rescatados por el destructor HMS Legion (G74). Por lo menos en esta ocasión la pérdida de vidas fue mínima. Solamente se perdió una en la explosión causada por el torpedo. Por supuesto, no fue la del gato.

En menos de seis meses el gato Óscar, el “insumergible Sam”, había vivido en tres barcos diferentes en plena Segunda Guerra Mundial. Tres barcos que habían protagonizado enfrentamientos militares y que habían terminado, uno tras otro, en el fondo del mar, arrastrando con ellos muchas vidas humanas.

Tras el tercer hundimiento se decidió licenciar al gato. No sabemos si porque se temían que ya no le quedaran muchas más vidas o porque alguien empezó a pensar que era un poco gafe. Oskar-Sam pasó una temporada en las oficinas del gobernador de Gibraltar y finalmente fue enviado a un hogar para marinos retirados en Belfast. Es difícil que allí hubiera un veterano con un curriculum más espectacular que este felino.

Oskar-Sam sobrevivió también al paso del tiempo. Actualmente se le puede ver en un cuadro de la pintora Georgina Shaw-Baker en el UK National Maritime Museum, Greenwich.


Procedencia de las imágenes:

Abril, el mes de las lluvias y de los peces

Antiguamente Abril era el mes de las lluvias. Ahora, con eso del cambio climático, suele venir menos húmedo y con mucho más sol. Pero, con lluvia o sin ella, abril llega puntualmente todos los años casi a la par que la primavera. Es un mes asociado al renacer de la naturaleza, a la juventud, que no en vano es costumbre contar la edad de los jóvenes en “primaveras” o “abriles”.

Flores

El mes de abril empieza con sentido del humor. El día 1 de abril (April Fools’ Day) equivale, para algunos países, a lo que los españoles llamamos el “Día de los Inocentes” y celebramos el 28 de diciembre.

Antiguamente los festejos de Año Nuevo se celebraban del 25 de marzo al 1 de abril. Con la reorganización del Calendario Juliano y el posterior Calendario Gregoriano, el Año Nuevo pasó a celebrarse el día 1 de enero pero los franceses y las colonias americanas se resistieron al cambio y siguieron durante mucho tiempo celebrando el Año Nuevo a la vieja usanza, lo que hizo que en otras partes del mundo civilizado se les apodara “los tontos de abril”. Estos, los llamados tontos, decidieron tomárselo a broma e iniciaron la costumbre de entregar el primero de abril regalos “de broma” e invitaciones a fiestas inexistentes. Se trataba de “pescar” a un inocente que tragara, por eso, y porque el Zodiaco abandona por estas fechas la constelación de Piscis, el 1 de abril es conocido también como “el pescado (o el pez) de abril”. Y en lugar de colgar en las espaldas de los incautos un monigote, ellos colocan un pez de papel.

Abril es un mes muy animado para los sevillanos, que celebran por estas fechas una de las fiestas más emblemáticas del país: la Feria de Abril, que en ocasiones se ha celebrado en mayo y cuyos orígenes se remontan a agosto de 1846.

Glamour amarillo

Un 17 de abril de 1492, apenas terminada la Reconquista y en el mismo campamento militar establecido para la conquista de Granada, los Reyes Católicos y Cristóbal Colón firmaron las Capitulaciones de Santa Fe, que regulaban las condiciones y derechos que se otorgarían a Colón sobre las futuras tierras descubiertas.

Casi treinta años después, el 23 de abril de 1521, los sueños de los Comuneros se vieron definitivamente truncados en la Batalla de Villalar ante el ejército de Carlos I. Los capitanes Juan de Padilla, Juan Bravo y Francisco Maldonado fueron ejecutados al día siguiente en la Plaza Mayor de Villalar.

El 14 de abril de 1931 cambió la historia con la proclamación de la Segunda República. Ocho convulsos años después, el primer día de abril de 1939 trajo a España la paz después de casi tres años de Guerra Civil.

La aventura del espacio se inició oficialmente el 12 de abril de 1961. Ese día un ser humano alcanzó el espacio por primera vez y con ello el nombre de Yuri Gagarin encontró un hueco de honor en la historia y en los libros de texto. El logro fue mayor para los soviéticos porque se adelantaron casi un mes al primer estadounidense que salió de la Tierra: Alan Shepard, el 5 de mayo.

El mismo día, veinte años después, el 12 de abril de 1981, realizó su primer vuelo el primero de los transbordadores, el Columbia. Terminaría tristemente su vida y la de sus siete tripulantes, el 1 de febrero de 2003 al desintegrarse en el reingreso en la atmósfera terrestre al regreso de una misión.

El mes de abril ha cundido mucho en temas espaciales, el día 24 de abril de 1990 se lanzó nuestro gran ojo en el espacio: el Telescopio Espacial Hubble.

Más cerca del suelo terrestre y como todos los meses, abril ha visto nacer y morir mentes célebres, empezando por uno de los grandes: Leonardo Da Vinci vino al mundo el 15 de abril de 1452. El 7 de abril de 1889 hizo lo propio la poetisa Gabriela Mistral, que tiene el honor de ser la primera persona de Latinoamérica en ganar el Premio Nobel de Literatura.

En el otro extremo de la vida, el 8 de abril de 1994, un electricista encontró el cuerpo sin vida del líder de Nirvana, Kurt Cobain, en su casa de Seattle. Se llegó a la conclusión que se había suicidado tres días antes, el 5 de abril. Y el mismo día que Kurt Cobain, pero hace apenas unos días, el 5 de abril de 2016, moría en Madrid el cantante español Manolo Tena.

Juan Pablo II en 1980En el año 2005, el segundo día del mes de abril murió en el Vaticano el papa más viajero de la historia, Juan Pablo II. Mucho más recientemente, el 17 de abril de 2004 pasó a mejor vida el Premio Nobel Gabriel García Márquez.

Unos años antes, dos dictadores morían de forma violenta en el mes de abril. El 28 de abril de 1945 fue fusilado Benito Mussolini junto a Clara Petacci y unos días después se suicidaban Adolf Hitler y Eva Braun en Berlín.


Procedencia de las imágenes: