Julio Verne
Los límites de la imaginación

En Espacio Fundación Telefónica, el Capitán Nemo vuelve a surcar los mares a los mandos del Nautilus, Miguel Strogoff cabalga de nuevo por la estepa rusa y Phileas Fogg sigue empeñado en llegar al Reform Club en 80 días.

Julio Verne

Hasta el 21 de febrero se puede visitar la espectacular exposición dedicada al mundo de Julio Verne, que han comisariado Miguel Ángel Delgado y María Santoyo. Una ocasión para recuperar la infancia perdida y conocer mejor al escritor que puso a prueba los “límites de la imaginación”, frase que se ha tomado como lema para la exposición y que hace referencia al más famoso dicho de Verne: “Todo lo que un hombre puede imaginar, otro puede hacerlo realidad”.

La muestra parte de toda la iconografía asociada a Julio Verne para sumergir al visitante en el tiempo en que vivió el escritor. En palabras de Miguel Ángel Delgado “Julio Verne recogió el espíritu de una época que creía en el progreso del hombre, en su capacidad para superar todos los retos y los límites y conquistar las últimas fronteras”.


La muestra realiza un homenaje a viajeros, exploradores, trotamundos, aventureros, periodistas, fotógrafos, cineastas… que encarnan a la perfección el espíritu de una época empeñada en romper los límites. Son personas reales, que existieron realmente, pero que parecen personajes sacados de las novelas de Verne, como Ernest Shackleton, uno de los grandes héroes de la Antártida. “Si lees su biografía” –dice Miguel A. Delgado– “te das cuenta de que es igual que el capitán Hatteras sólo que obsesionado por ir al sur en lugar de ir al norte”.

El visitante se va a sorprender con otros personajes menos conocidos pero igual de fascinantes. “Como el asturiano Jesús Fernández Duro, “otro inspirado por las novelas de Verne, que en 1902 fue la primera persona en cruzar los Pirineos en globo, una verdadera hazaña que le convirtió en un héroe en la prensa de España y Francia”. En la exposición se exhibe la Copa de los Pirineos que recibió por completar tal hazaña.

La muestra refleja la enorme influencia que tuvo Julio Verne para sus contemporáneos y recoge el trabajo de artistas que, inspirados por el escritor, imaginaron en el siglo XIX, como sería el año 2000.

Por supuesto hay un apartado dedicado a la Luna, iIlustraciones de los personajes de Verne, y auténticas joya bibliográficas como la primera edición mundial de “Veinte mil leguas de viaje submarino” que se publicó, curiosamente, en España antes que en ningún otro país. Y una reproducción de la Biblioteca de Julio Verne

Julio Verne (Exposición) - Fotos de la Luna

La muestra cuenta con material cedido por 14 prestatarios de ámbito nacional, entre ellos el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología (MUNCYT), la Biblioteca Nacional y el Museo Naval, y dos de ámbito internacional. Entre este material se encuentran aparatos científicos de la época, mencionados en las novelas de Verne, y una carta esférica de 1870 que se exhibe por primera vez “en la que aparecen reflejados todas esas zonas del globo que estaban por conocerse y a las que llegaron los personajes de Verne por primera vez antes de que llegaran los exploradores reales y en muchos casos con una capacidad de acierto en las hipótesis de Verne, bastante sorprendente” explica Miguel A. Delgado.

La exposición incluye más de 30 fotografías provenientes de la colección de Clark Worswick, uno de los mayores coleccionistas de fotografía antigua de todo el mundo. Algunas se muestran por primera vez y en ellas el visitante puede seguir el viaje de Phileas Fogg o conocer a Nellie Bly, la periodista norteamericana que entre 1889 y 1890 dio la vuelta al mundo en sólo 72 días.

Make: Lanovia Model: C-550 Digitised by NZMS for the Antarctic Heritage Trust from original negatives. Copyright Antarctic Heritage Trust

Make: Lanovia Model: C-550 Digitised by NZMS for the Antarctic Heritage Trust from original negatives. Copyright Antarctic Heritage Trust

Se pueden ver también 10 fotografías tomadas durante la “Expedición Imperial Transatlántica” de Shackleton, que tuvo lugar entre 1914 y 1917. Los negativos de estas fotografías se encontraron en diciembre de 2013 congelados en una cabaña que había pertenecido a la expedición de Scott  en la Antártida. Han sido restaurados durante un año y se muestran al público por primera vez.

La muestra tiene los mismos comisarios que ya tuvo la exposición sobre Nikola Tesla y está concebida, en cierto modo, como su continuación, explica Miguel Angel Delgado, ya que como aquella, es el retrato de toda una época. La exposición de Nikola Tesla fue uno de los grandes éxitos del año pasado, con más de 200.000 visitas, la tercera más vista en todo el país.

Al igual que en la exposición sobre Nikola Tesla, en esta ocasión la parte audiovisual tiene gran importancia y está concebida para sumergir aún más al visitante en la atmósfera de la obra de Julio Verne.


La exposición se podrá visitar en Espacio Fundación Telefónica hasta el 21 de febrero de 2016. En torno a la exposición se han organizado talleres, visitas escolares y visitas comentadas gratuitas. Se pueden consultar los horarios en la web de Espacio Fundación Telefónica.

Exposición Julio Verne - Los límites de la imaginación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *