Voyager
Una odisea espacial … de 40 años

Este año se cumple el 40 aniversario de una de las odiseas más extraordinarias emprendidas por la Humanidad. Una odisea que todavía hoy continúa.

Voyager.jpg

La Voyager 1 salió de la Tierra el 5 de septiembre de 1977 y tras un viaje de 40 años ha conseguido llegar a donde nadie, ni hombre ni máquina, ha llegado jamás: a cruzar los límites del Sistema Solar y abandonar el campo de influencia del Sol. Ha sido el primero en lograrlo, Ningún otro objeto fabricado por el hombre ha llegado tan lejos. Y solamente uno se acerca: su hermana la Voyager 2.

La Voyager 2, despegó quince días antes, el 20 de agosto de 1977 pero aún no ha salido del Sistema Solar porque ha seguido una ruta más lenta.

Mientras las naves siguen su camino adentrándose en lo más profundo del espacio exterior aquí en la Tierra siempre hay alguien escuchándolas. En Madrid se encargan de ello los técnicos de la Estación de Seguimiento Espacial de Robledo de Chavela, que forma parte de la Red de Espacio Profundo de la NASA. Uno de esos técnicos es Sergio Castejón Casado, que empezó a trabajar en la Estación de Robledo de Chavela en 1971. Desde su cargo como Senior Ops Controller y Deputy Ops Supervisor, ha vivido desde el principio la aventura de las Voyager. Una aventura que en principio estaba pensada como una misión de cinco años por los cuatro grandes planetas exteriores del Sistema Solar

Sergio Castejón conoce muy bien las Voyager y con él he aprendido mucho sobre ellas, entre otras cosas que cada una lleva tres ordenadores a bordo con un único programa escrito en Fortran, que entre todos suman una memoria disponible de 64 KB y que cada vez que envían datos a la Tierra tienen que rebobinar las cintas, (parecidas a las de casete) para tener espacio para volver a grabar datos. También he aprendido que ya se han apagado las cámaras de fotos de la Voyager 1 para ahorrar energía y alargar su vida al máximo y que sabemos con seguridad que ya ha salido del Sistema Solar pero que no ha sido nada fácil saberlo porque cuando llegó el momento el aparato que debía medirlo se había roto.

Y que ahí siguen, viajando a 60 000 kilómetros por hora con el famoso disco de oro a cuestas (que en realidad no es todo de oro, solamente chapado) con su selección de sonidos de la Tierra (y las instrucciones para escucharlos), aunque va a ser muy difícil que alguien por ahí fuera lo escuche alguna vez, pero no importa porque la auténtica misión del disco de oro siempre ha sido, no tanto contactar con una posible inteligencia alienígena, sino dejar constancia de nuestro paso por el Universo. Será el testimonio eterno de una raza de seres que una vez habitaron una recóndita esquina del Universo y que se atrevieron a soñar con descubrir sus secretos porque, por encima de sus luchas y sus desacuerdos, eran exploradores y se empeñaron en conquistar la última frontera: el espacio.


También en El Efecto Tesla:

Procedencia de las imágenes:

Mayo
El mes de las brujas y las flores

Mayo es uno de esos meses que empiezan con fiestas. La del trabajo, que llega el primer día del mes y se suele celebrar sin trabajar y en la Comunidad de Madrid las fiestas del 2 de Mayo que celebran el genio que pueden llegar a tener los madrileños cuando su paciencia se agota.

Más al Norte, en Europa Central, se celebra la llegada de este mes con la Noche de las Brujas, más conocida como Noche de Walpurgis. Es la noche que enlaza abril con mayo, la que anochece el 30 de abril y amanece el primero de mayo. Su origen se remonta a los tiempos en que se celebraba la llegada de la primavera con fiestas paganas y hogueras purificadoras. Con el tiempo la fiesta pasó a asociarse con las brujas, que, según se decía, mantenían esa noche su reunión más importante.

Curiosamente, la fiesta de las Brujas lleva el nombre de una santa: Santa Walburga, que en vida fue abadesa de un convento benedictino en Heidenheim, Alemania. Nació en Inglaterra en torno al año 710, en el seno de una familia que sin duda debe ocupar un lugar privilegiado en el reino de los cielos. Su padre fue el Rey San Ricardo el Sajón y santos fueron también sus hermanos, San Winebaldo y San Wilibaldo. Su madre, Winna, fue una simple mortal, pero tuvo como tío materno a San Bonifacio. Tanta coincidencia de santidad en una misma familia se entiende mejor si tenemos en cuenta que por aquellos tiempos a uno le hacían santo por aclamación popular. Más tarde los obispos se encargaron de este trabajo y finalmente, hace unos mil años, el Papa decidió poner un poco de orden, desde entonces solamente él puede celebrar canonizaciones.

Walburga-1.png

Además de una familia muy santa, Santa Walburga tiene el mérito de estar considerada la primera escritora de Inglaterra y Alemania por escribir, en latín, sendos libros con las vidas de sus hermanos, San Winebaldo y San Wilibaldo.

Aunque Santa Walburga murió el 25 de febrero del año 779, el día 1 de mayo del 870 se trasladaron sus restos del monasterio de Heidenheim hasta la Iglesia de la Santa Cruz en Eichstaätt, que después adoptó el nombre de la santa. Santa Walburga pertenece a la categoría de los elaephori, que son aquellos santos de cuyos cadáveres mana aceite, porque cuando años después de su muerte un obispo ordenó abrir su tumba para extraer reliquias se encontró que de los restos de la santa fluía ese líquido. Por lo menos eso fue lo que se dijo. Quizá el alma de Santa Walburga esté descansado feliz en el cielo porque lo que es en la Tierra a partir de ese momento sus restos no conocieron mucho reposo y el santo óleo que de ella supuestamente fluye fue recolectado y repartido por muchas iglesias de diferentes lugares.

Volviendo a las brujas, la tradición cuenta que para estar a salvo de ellas la noche de su más importante reunión, la Noche de Walpurgis, hay que encender hogueras en honor a Santa Walburga. Haya o no haya brujas las hogueras aún se encienden.

El día 3 de mayo no encendemos hogueras pero desde el año 1993 rendimos ese día tributo a los periodistas que perdieron su vida ejerciendo su profesión y a los que todavía, en este mismo momento, permanecen encarcelados. Es el día reconocido por la Asamblea General de la ONU como Día Mundial de la Libertad de Prensa. Un día que nos recuerda que en muchos lugares de este mundo esa libertad de prensa brilla por su ausencia.

El primer domingo de mayo se celebra el Día de la Madre. Al contrario de lo que muchos piensan su origen no se debe a la mente creativa de algún publicista o almacén comercial, otra cosa es que a éstos no les venga nada mal. La fiesta tiene su origen en las Mother’s Day Meetings, unas reuniones organizadas por Ann Maria Reeves Jarvis para que las madres tuvieran ocasión de intercambiar experiencias, allá por la segunda mitad del siglo XIX.

Ann Jarvis Ann Maria Reeves Jarvis nació en 1832 en Virginia y durante toda su vida trabajó para mejorar la calidad de vida y los derechos de las mujeres. Durante la guerra de Secesión organizó a las mujeres para atender a los heridos y al acabar la guerra promovió la creación de Un Día de la Madre para honrar el trabajo de las mujeres. Su hija, Ana Jarvis, continuó su labor y fue tan activa que consiguió implicar en el proyecto al presidente Woodrow Wilson, lo que dio un espaldarazo definitivo a la consolidación del Día de la Madre, que se fue extendiendo a otros países.

Años después, Ana Jarvis, observando que el Día de la Madre se había convertido en una fiesta comercial, emprendió una campaña para que la celebración volviera a ser lo que fue en su origen: una fiesta reivindicativa. Aplicó tal energía a la campaña que en varias ocasiones fue arrestada por la policía. Pero no consiguió su objetivo.

Nos podemos remontar más atrás, hasta la Grecia clásica y la celebración de la fiesta homenaje a la gran diosa Rea, la madre de los dioses más importantes: Zeus, Poseidón y Hades. La misma que fue capaz de engañar a su marido, Cronos, que para evitar derrocamientos cogió la costumbre de comerse a sus hijos según nacían. Para evitar semejante aberración y proteger a sus retoños, Rea urdió una treta y cuando le tocó el turno a Zeus ofreció a su marido una piedra envuelta en pañales. Cronos no debía tener el paladar muy fino porque el engaño funcionó y se comió la piedra, lo que permitió a Zeus sobrevivir y con el tiempo derrocar, efectivamente, a su padre, para convertirse en el rey de los dioses.

Cuando la Iglesia Católica se extendió y superó en poderío al antiguo Imperio romano (que había adoptado de los griegos la fiesta de Rea denominándola Hilaria) hizo con esta fiesta lo mismo que con todas las celebraciones paganas; se apropió de ella y la cristianizó. Así se asimiló a la fiesta de la Inmaculada Concepción y el Día de la Madre pasó a celebrarse el 8 de diciembre.

Primavera

Celebraciones aparte, es mérito del mes de mayo ser el más colorido del año, siendo abril el único que en este campo le echa un tiento. La Naturaleza saca en mayo lo más bonito que tiene, llueve y luce el sol y florecen las rosas, las hortensias, las gardenias, los lirios, los tulipanes, las amapolas, … Los campos se cubren de verde y el verde se llena de flores blancas, amarillas, rojas, violetas, es decir, de todos los colores. Todo en la naturaleza crece a ritmo de adolescente. Mayo puede presumir de ser el mes más bonito del año, aunque gustos hay para todo, quizá por eso sea también por tradición el mes de las bodas, bautizos y comuniones.

Cada mes de Mayo el espectáculo, además de en el suelo, está en el cielo. En torno a los días 7-8 podemos observar la lluvia de estrellas conocida como Eta Acuáridas provocada por unos meteoros que en su día fueron parte del Cometa Halley.

Mercury transit near solar rim.jpgY este mes de mayo en particular y en concreto el día 9, hemos podido asistir a otro singular fenómeno celeste, el tránsito de Mercurio, y hemos podido ver cómo el planeta más pequeño de nuestro Sistema Solar cruzaba por delante del sol. El próximo tránsito tendrá lugar el 11 de noviembre de 2019.

En el terreno de las efemérides el mes de Mayo del año 305 tiene el privilegio de haber presenciado un hecho histórico nunca visto antes: la abdicación de un emperador romano. Ocurrió el primer día de mayo y en realidad fueron dos los que renunciaron al trono, Diocleciano y Maximiano, ya que en aquellos momentos gobernaba Roma una Tetrarquía instaurada por Diocleciano. Además de por ser el primero en renunciar al trono, Diocleciano, el miembro más destacado y poderoso de la tetrarquía, sería conocido por lanzar todo el aparato del Imperio Romano sobre los cristianos, en la persecución más sangrienta que sufrieron.

El 31 de mayo de 1906 el Rey Alfonso XIII se casó en Madrid con Victoria Eugenia de Battenberg y sobrevivieron al atentado del anarquista Mateo Morral en el que perdieron la vida 28 personas.

Anarchist attack on the King of Spain Alfonso XIII (1906).jpg

Un día antes y unos años después, el 30 de mayo de 1982, España pasó a formar parte de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, la OTAN. Era el miembro número 16 y el primero después del ingreso de Alemania Occidental en el año 1955.

En el mundo del espectáculo, el 15 mayo de 1928 está marcado de una manera muy especial. Ese día se estrenó Plane Crazy, un corto codirigido por Walt Disney y Ub Iwerks en el que aparecía por primera vez el que llegaría a ser el ratón más famoso del mundo e icono de una de las multinacionales más poderosas: Mickey Mouse.


Procedencia de las imágenes:

Voyager 1 y 2, la última frontera

La Voyager 1 es el objeto fabricado por el hombre que más lejos ha llegado. Se acaban de cumplir 35 años de su lanzamiento el 5 de septiembre de 1977. En estos momentos está a 18 000 millones de kilómetros del Sol y muy cerca de alcanzar la frontera final entre el Sistema Solar y el espacio interestelar. Su gemela, la Voyager 2 fue lanzada unos días antes, el 20 de agosto de 1977 y actualmente está a 14,2 billones de kilómetros del sol.

Gracias a las dos sondas, que viajan por rutas y a velocidades diferentes, conocemos mucho mejor nuestro Sistema Solar y todavía guardan para el futuro grandes descubrimientos. Las señales desde la Tierra tardan unas 13 horas en alcanzar a la Voyager 2 y 16 horas en llegar hasta la Voyager 1, y esto a la velocidad de la luz.

La Voyager 1 ha visitado Júpiter (en 1979) y Saturno (en 1980) y su gemela, además de estos dos planetas, llegó hasta Urano (1986) y Neptuno (1989).

Ambas sondas llevan, al estilo de las Pioneer, pero más sofisticado, un mensaje para un hipotético encuentro con algún ser inteligente. El mensaje está grabado en un disco de gramónofo, de oro, contiene saludos en 55 idiomas diferentes, incluido el esperanto, y sonidos naturales e imágenes de la Tierra, así como música de diferentes culturas, entre las que se encuentran desde la Quinta Sinfonía de Beethoven hasta el Johnny B. Goode de Chuck Berry, pasando por el canto nocturno de los indios navajos, blues melancólicos de Louis Amstrong o “El cóndor pasa“.

El contenido del disco fue seleccionado por un Comité presidido por Carl Sagan.

Procedencia de la imagen (NASA – Dominio público)
http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Voyager.jpg